5 oct. 2014

Reseña: "La identidad", de Milan Kundera

 Como ya dije en mi última reseña, terminé muy decepcionada con La casa de los siete tejados de Nathaniel Hawthorne. Mis ganas de leer se vieron algo afectadas y pronto supe que, o leía algo que me gustara, o iba a terminar por pasar una temporada sin leer. Es por eso que recurrí de nuevo a Milan Kundera (por segunda vez en el mismo mes). Esta vez le tocó el turno a La identidad, novela que había comprado hacía poco más de una semana. La historia me recordó en ciertas partes a La insoportable levedad del ser... claro que eso es de esperar dado que La identidad fue el libro que lo siguió. Sin embargo, esto no me pareció algo malo, todo lo contrario: fue indicativo de que había elegido bien.

La historia nos presenta a Jean-Marc y Chantal, una pareja que lleva un tiempo viviendo juntos. Ambos creen que se conocen el uno al otro a la perfección... hasta que Chantal comparte su preocupación por que los hombres ya no se giran para mirarla. Este inocente comentario deja a Jean-Marc descolocado y pronto comienza a ver algunos rasgos de la personalidad de su amada que nunca antes había conocido. Chantal, por su parte, comienza a recibir cartas de un admirador secreto que la observa desde las sombras, lo cual afecta también a su forma de comportarse. Pronto, una serie de malentendidos los llevará a darse cuenta de que no todo es lo que parece y que la línea entre la realidad y lo irreal es más fina de lo que creen.

Aunque la historia tiene algunos puntos flojos, me ha gustado bastante. Habría omitido algunas divagaciones de los personajes que no venían demasiado a cuento desde mi punto de vista, pero, por lo demás, creo que Kundera usa las palabras exactas y necesarias para contar una historia que es más compleja de lo que parece. Me sigue fascinando la sencillez con la que habla de un tema tan complicado como son las relaciones de pareja. Cada línea en la que trataba sobre los malentendidos que se tienen cuando no se hablan las cosas, cuando se deja de confiar en el otro estaba escrita de una manera tan sencilla pero a la vez tan contundente que leer La identidad ha sido una experiencia maravillosa. Me gustó especialmente la atmósfera de incertidumbre que el autor crea alrededor de los dos personajes que creen que se conocen a la perfección el uno al otro cuando, en realidad, hay muchos aspectos de su pareja que nunca han visto.

Creo que en esta ocasión sentí más empatía por los personajes que en La insoportable levedad del ser, quizá porque me resultaron más cercanos, menos extraños. Ambos me parecieron de lo más coherentes hasta en su locura. Tanto Chantal como Jean-Marc son personajes humanos a los que les invaden las dudas y el miedo cuando ven que, en ocasiones, quien duerme a su lado es un extraño que no coincide con la persona que tenemos representada en nuestra mente... y entonces es cuando dudan de si viven con alguien real o irrela, si en verdad conocen la identidad del otro o ha sido producto de su imaginación.

La identidad me ha resultado una lectura muy agradable a la vez que intensa. Fue el remedio perfecto a la desilusión de mi lectura previa y me ha servido para darme cuenta de que quiero leer más obras de este autor. Su forma de construir la psicología de los personajes, de crear un mundo a partir de ella y su estilo sencillo y a la vez profundo han hecho que se convierta en un escritor al que poco a poco iré leyendo. Distinta a La insoportable levedad del ser, esta novela no deja de tener algo especial que la hace maravillosa. Si no fuera por aquellas divagaciones que no terminaban de convencerme la habría puntuado con 5/5.


8 comentarios:

  1. Desde la reseña de este autor me apunto a leer obras del autor

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que hayas podido encontrar un libro que te gustara más que el de Hawthorne, a mí también me suele pasar que los libros malos me quitan las ganas de leer.

    Tendría que leer más a Kundera. Es uno de esos autores que sabes que acertarán (puede que más, puede que menos). Este en concreto parece muy bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo empecé a leer en septiembre (a Kundera) y se está convirtiendo en mi escritor comodín (:

      Eliminar
  3. Hola!
    No he leído nada de este escritor y le tengo ganas!
    Gracias por la reseña! Me quedo por aqui para leer las próximas!
    Te invito a que te pases por el mío :)

    http://lalectoradurmiente.blogspot.com.es/

    Un besito y nos leemos!

    ResponderEliminar
  4. me gustó "La Insoportable..." y bueno, si este te ha gustado como para darle 4, creo que habrá que leerlo ;) ¡gracias!

    ResponderEliminar