27 oct. 2014

Reseña: "En el café de la juventud perdida" de Patrick Modiano

En cuanto se dio a conocer el nombre del nuevo ganador del Premio Nobel de literatura quise leer algún trabajo suyo. Me suele gustar la literatura francesa, con sus tramas psicológicas y personajes complejos, así que supuse que Patrick Modiano me iba a gustar también. Un compañero de clase me dejó En el café de la juventud perdida porque a él le había gustado mucho así que no me costó elegir por dónde empezar con el autor. He de decir que, si bien disfruté del libro, no me ha enamorado.

La historia nos sitúa en el Paris de los 60, en un café que suele estar frecuentado por los mismos clientes. Entre ellos se encuentra Louki, una joven algo reservada cuya historia se va descubriendo a través del punto de vista de cuatro personajes: un estudiante asiduo del café, un detective que investiga a la chica, la misma Louki y un amigo con el que comparte algo más que una amistad. Con estas cuatro perspectivas se va resolviendo el puzle que supone Louki, dando pie a una trama que se centra más en el personaje y en su razón de ser que en lo que en verdad ocurre.

La historia me gustó bastante pero, no sé por qué, me esperaba algo más de Patrick Modiano. La trama no me pareció excesivamente innovadora, me recordó a otros libros de autores franceses que ya había leído, pero, como todos me habían gustado, En el café de la juventud perdida también me gustó. Creo que la parte que más me gustó de la novela fue la última, la que narraba su amigo donde se presentó el concepto del Eterno Retorno, algo que me encantó.

Me pareció que le faltaba algo de poesía, no encontré nada que explicara el Premio Nobel. Sé que solo he leído un libro suyo y que tengo que leer más novelas que haya escrito para poder tener una opinión informada sobre el autor. Me pasó como con Camus, esperaba un estilo más rebuscado y me encontré una escritura muy sencilla que, sin embargo, consigue atraer al lector y hacer que siga leyendo. Las frases empeladas son breves pero son más que suficientes para enviar el mensaje que se quiere transmitir. Los personajes también estaban muy bien trabajados, sobre todo Louki, la cual empieza siendo una desconocida para convertirse en una protagonista cuya vida es más que intrigante.

En definitiva, En el café de la juventud perdida me ha gustado y lo recomendaría, sí, pero no ha sido tan maravilloso como esperaba. La trama es el tipo de historia que me gusta pero no es excesivamente original. Los personajes son el punto fuerte de la novela y supongo que esto tiene sentido, porque son la parte principal de todo el libro. Sin duda, seguiré leyendo más libros de Patrick Modiano a ver si termina de convencerme.


16 comentarios:

  1. Yo esperaba que le dieran el Nobel a MacCarthy pero nada.
    A este hombre no le conocía de nada, ni me sonaban sus libros hasta que le dieron el Nobel, que ahi fue cuando la mayoria le conocimos porque no me suena que nadie le conociera antes.Pero en fin he estado cotilleando sus obras por encima y no me llaman mucho la atención.Y este que has reseñado pues me pasa lo mismo, no me termina de llamar, pero vamos no lo descarto.Y puede que en futuro lea algo de Modiano que me llame mas la atención.

    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi padre sí que lo conocía y tenía varios libros de él, pero es que él es francofilo a muerte (:
      Lo bueno que tiene es que, te guste o no, los libros son relativamente cortos (al menos los que yo he visto) así que no duele tanto si al final no es lo que esperabas.

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    No he leído nada de este autor y por eso me apunte a una iniciativa que hay para navidades: Navidades de Nobel. Y precisamente me apunté escogiendo este libro, que espero disfrutar. Veo que no te gustó tanto como esperabas, por eso no iré con tantas expectativas. Espero disfrutar de la lectura y a ver que me parece el autor.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Yo no tenía ni idea de la existencia de este hombre hasta que ganó el Nobel, pero la verdad es que tampoco me llama demasiado, aunque nunca se sabe, si ha ganado el Nobel será por algo! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Claro! Eso pienso yo, que a lo mejor no me gustó esta novela en concreto, pero eso no quita que me puedan gustar otras suyas. ¡Algo ha de tener!

      Eliminar
  4. Entonces elegiré otro libro suyo para estrenarme con Modiano! Gracias!
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, este está bien de todos modos, no lo descartes tampoco para un futuro (:

      Eliminar
  5. Hola Àngela!
    Yo tenia en mente leer el libro Villa triste, de Modiano también, pero con tu reseña me anoto este y cuando me llegue el momento veré por cual me decido ^^
    Gracias por la reseña, un beso ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias a ti por comentar!
      Me alegro de que te lo anotes (:

      Eliminar
  6. Ya trabajé a modiano en mis clases y creo que seria mejor algo mas de él, o directo la trilogia de la ocupación

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, creo que seguiré leyéndolo a ver qué tal (:

      Eliminar
  7. ¡Hola, Ángela!

    Al igual que tú, tengo ganas de leer algo de Modiano desde que supe que era el nuevo Nobel de Literatura. Teniendo en cuenta lo que dices acerca de este libro, he decidido que no lo tendré en cuenta como primera lectura del escritor.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, si me gustó, pero me esperaba algo mucho más apoteósico. Quizá fueron mis expectativas, no sé. Te lo recomiendo si te termina gustando el autor y quieres seguir leyéndolo (:

      Eliminar
  8. La opinión de mi paisana Angela es importante para mi.Creo que definitivamente leeré las trilogía de la ocupación algún día.

    ResponderEliminar