12 oct. 2014

Reseña: "Lolita" de Vladimir Nabokov


La historia de la obsesión de Humbert Humbert, un profesor cuarentón, por la doceañera Lolita es una extraordinaria novela de amor en la que intervienen dos componentes explosivos: la atracción «perversa» por las nínfulas y el incesto. Un itinerario a través de la locura y la muerte, que desemboca en una estilizad ísima violencia, narrado, a la vez con autoironía y lirismo desenfrenado, por el propio Humbert Humbert. Lolita es también un retrato ácido y visionario de los Estados Unidos, de los horrores suburbanos y de la cultura del plástico y del motel. En resumen, una exhibición deslumbrante de talento y humor a cargo de un escritor que confesó que le hubiera encantado filmar los pic-nics de Lewis Carrol.
Terminé Lolita hará una semana y todavía no sé qué pensar de la novela. Bueno, sí, sé que me ha encantado, pero no estoy segura de que haya digerido lo que leí ni de si algún día llegaré a asimilarlo. Mi historia con este libro es la de dos caminos que no parecía que se fueran a cruzar jamás. Llevaba en mi lista de deseos desde hace años y siempre lo pedía como regalo, ya fuera de cumpleaños o de Navidades... o de lo que fuera. Mis peticiones nunca eran escuchadas y hasta que no dejé a mi hermano sin muchas más opciones como regalo de cumpleaños el pasado marzo, no pude tenerlo en mis manos. Lo dejé en la estantería unos meses, esperando que llegara su momento y, a finales de septiembre, no dudé ni un solo instante en empezarlo. ¡Qué obra de arte!

Mis primera impresión del libro fue que me iba a sentir muy incómoda a lo largo de las casi 400 páginas de mi edición. Hablaré claro: un hombre de 40 años está obsesionado / enamorado de una niña de 12 y terminan por tener una relación que a más de uno le haría llevarse las manos a la cabeza o dejar el libro de inmediato. No llegué a acostumbrarme al hecho de que Humbert Humbert deseara tan pasionalmente a Lolita y que ella se dejara llevar de esa manera. A menudo me cruzaba por la mente la idea de que estaba leyendo una historia cuyo tema principal era la pedofilia y aún así no era capaz de devolver el libro a la estantería. Hacía tiempo que una historia no me despertaba unas emociones tan encontradas, que me hacía sentirme desorientada y confusa sobre lo que he leído. Con Lolita he tenido que cuestionarme muchas cosas que jamás pensé que me cuestionaría. Y no sé para vosotros, pero para mí eso es indicativo de un libro magnífico.

Para cuando terminé la novela, no sabía muy bien cómo sentirme con respecto a los personajes: la obsesión Humbert me daba pena y a la vez me repugnaba y Lolita... creo que si una cosa me quedó clara al llegar a la última página fue que el lector nunca podría saber cómo era en realidad, porque todo el relato era la visión distorsionada que Humbert tenía de ella, había leído sobre una nínfula, como él las llama, que recibía el nombre de Lolita, pero nunca sobre Dolores Haze, la verdadera muchacha. Es cuando ella ya ha crecido que el lector se da cuenta de que ni el propio Humbert sabía como era Dolores en verdad, porque nunca se había preocupado por conocerla, porque había volcado en ella sus fantasías e ideas preconcebidas. Recuerdo que la última aparición de Lolita y la breve conversación que mantiene con el protagonista me inspiraron mucha lástima por ambos, aunque no sean del tipo de personaje al que se le toma cariño, sino todo lo contrario.

Pero, ¿qué tiene de especial Lolita? La respuesta es sencilla: su autor, Vladimir Nabokov. Todavía no me puedo creer lo bien escrita que estaba la obra. Trata sobre un tema bastante escabroso y, sin embargo, lo transmite todo con una delicadeza y una belleza inmensas. Los párrafos interminables eran una delicia; la selección de vocabulario, espléndida; las reflexiones, maravillosas... Puede gustarte más la historia o menos, caerte los personaes mejor o peor, pero hay una cosa inegable: merece la pena seguir leyendo por el simple placer de ver cómo las palabras se combinan para crear arte en estado puro. ¡Magnifico!

No me hace falta darle demasiadas vueltas: Lolita ha sido una de las mejores leturas de 2014, sin lugar a dudas. Me ha dejado boquiabierta, con mil dudas, sin saber qué pensar y con el corazón en un puño... pero es que eso es lo que busco en una buena lectura. La novela de Nabokov tiene bien merecido ser considerada una de las grandes obras de la literatura universal.


12 comentarios:

  1. No creo que pueda leer este libro.
    No me entra en la cabeza que un señor de 40 años se obsesione con una NIÑA de 12. No. no y no.
    Besos y gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te dejes llevar por eso! Merece mucho la pena leerlo, de verdad. Es una maravilla de libro, más allá del factor de la edad de los personajes.

      Gracias por comentar!

      Eliminar
  2. Que buena reflexión has hecho de la obra. Me encanta como lo has descrito todo. Sí, en realidad nunca sabemos como es Dolores, porque Humbert está un poco ido de la olla con ella. La leí cuando era adolescente y ciertas cosas no las entendí bien, sería bueno volver a hacerlo ahora, lo vería de forma diferente y entendería muchas más cosas.

    A mí me daba un poquitín de repulsión el que el hombre pensara en la niña de manera sexual. Pero Lolita también lo deseaba un poco, no? al ver la película me parecía que ella también quería y no le importaba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias!
      Yo me alegro de haberlo leído ahora y no de adolescente, la verdad, porque no me habría impactado tanto como ahora... más que nada porque los años dan mucho de sí en cuanto a la prespectiva que tenemos de la vida.
      Sí, da la impresión de que Lolita se deja lleva un poco por la situación... claro que eso lo sabemos por Humbert y las películas son una interpretación del libro (:

      Eliminar
  3. yo no lo disfruté cuando lo leí. Debo decir que lo sufrí.

    ResponderEliminar
  4. ¿Solo una de las mejores lecturas?¿Qué libros te han gustado más que el prodigio de Nabokov? Es un libro tan bien escrito que parece una partitura de música literaria de principio a fin.Solo el genio de Nabokov puede hacer resultar simpático el personaje de H.H.Lo logra con su magnífico humor e ironía.
    Para mi,una de mis 10 novelas favoritas.Una de las pocas obras que reelería.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja! Estoy dejando el beneficio de la duda a los meses que quedan del año! Si no, sí que será la mejor lectura de 2014.

      Eliminar
  5. Se lo regalé a mi hermana de 16 años y le encantó. Yo NECESITO leerlo ya, vi la película también muy jovencita y uf, me marcó mucho. Sigo chafardeando y por aquí me quedo. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por quedarte!
      ¡Leelo pronto, que es maravilloso!

      Eliminar
  6. ¡Hola! Yo estoy terminando esta novela, ya vi la película de 1997 un par de veces y me parece brillante. La narración de Nabokov, mediante la voz de un pedófilo, es genial, y además, su recreación de la famosísima nínfula Lolita.

    Gracias por el post<3

    ResponderEliminar