6 may. 2013

Favores de Don Corleone || "El Padrino", de Mario Puzo

[Puntuación: 4/5]

Mientras que paseaba por la calle, haciendo una serie de recados estas vacaciones de Semana Santa, me decidí a entrar a una tienda de artículos de segunda mano, pensando que a lo mejor tenían libros y alguno me interesaba. En efecto, ahí encontre el Ulises de Joyce (en dos volúmenes) y este, El Padrino de Mario Puzo. Por dos euros los tres, no pude resistirme y los compré. Ya me había recomendado cierta persona con muy buen criterio el libro y hacía unos meses había visto la película de Francis Ford Coppola. Vamos, que fue una ganga absoluta.


La historia gira en torno al imperio de la familia Corleone, la cual está situada como la más importante de las familias mafiosas de Nueva York en los años 40. Conocemos a Don Vito Corleone, también llamado por sus protegidos como "El Padrino". Al principio vemos las favores que se lleva entre manos, que van desde conseguir que un inmigrante ilegal consiga sus papeles a darle una paliza a unos chicos que intentaron violar a la hija de uno de sus amigos. Pero el núcleo duro de la novela comienza cuando Sollozo, un conocido delincuente, le propone participar en el negocio del tráfico de drogas junto con otra familia de mafiosos, los Tattaglia. Don Corleone se niega, alegando que eso le costaría ciertas amistades importantes. Como represalia, Sollozo trata de asesinarlo sin éxito, aunque sí lo deja al borde de la muerte. A partir de aquí, todo da un giro de 180º: Michael Corleone (el hijo menor del Don), que hasta entonces no había querido saber nada sobre los negocios turbios de su padre, se ofrece para asesinar a Sollozo y al jefe de la policía de Nueva York que también estaba compinchado con él. Una vez cumplido su objetivo, es enviado a Sicilia, donde pasará varios años antes de regresar a Estados Unidos. Durante su ausencia y mientras Vito permanece convalenciente, se desencadena una guerra entre las familias de la mafia italiana haciendo que la sangre corra a raudales en ambos bandos.

La trama de El Padrino es de las que te tienen al borde de la taquicardia constantemente. No importa si has visto la película antes (como era mi caso) o no. Vives cada uno de los pasajes con la misma tensión sepas lo que va a pasar o no. Las tramas de corrupción, los negocios ilegales, los asesinatos, las venganzas... todo está a la orden del día en una ciudad de Nueva York que se ha convertido en la capital del crimen organizado. Además, el autor intercala las escenas perfectamente, sin olvidarse nunca de los frentes abiertos en los capítulos anteriores. Todos tienen su final y todo queda cerrado a la perfección, sin cabos sueltos. Por si eso fuera poco, los personajes están dotados de personalidad propia a lo largo de toda la novela, y Mario Puzo se las apaña magníficamente para mostrar cómo una forma de ser iracunda puede llevarte a la muerte o cómo ciertos acontecimientos hacen que afloren facetas en una persona que eran hasta entonces desconocidas. 

El personaje de Michael Corleone es el que más soprendida me ha dejado, sin dejar de ser coherente a su aparición inicial, evoluciona de manera asombrosa hasta demostrar, tanto al espectador como a sí mismo, que proviene de la misma familia que Vito Corleone y que se parece muchísimo a él. Hacía mucho que no leía un personaje que me convenciera tanto, que pareciera tan sumamente real. Por no hablar del hecho de que el autor presenta a los hombres de esta familia como personas normales, amables, que simplemente se niegan a seguir unas normas con las que no comulgan. Se muestra el lado más humano de personas que, por lo general, se tomarían como seres despiadados y crueles dispuestos a matar a la más mínima.

La única pega que le he visto al libro es la falta de "sangre" en algunas partes. No sé si era por haber visto ya las escenas de la película o que soy demasiado sádica, pero momentos claves de la historia como son el asesinato de ciertos personajes o el atentado contra El Padrino, se me hicieron algo sosos, faltos de acción. Me esperaba más violencia, más tiros y, sin embargo, todo está descrito de forma demasiado plana. Pero quitando eso, la de Mario Puzo es una novela que merece la pena leer, sin lugar a dudas. Da una idea bastante interesante de la mafia de la época y de las rivalidades entre unas familias y otras, además de enganchar por el ritmo tan vertiginoso de los hechos.

16 comentarios:

  1. Me asombra tu capacidad de lectura y de trabajo para tener tan al día este blog.
    A mí de la película, porque la novela aún no la he leído, también me sorprendió mucho la evolución de Michael que al final antepuso el honor de su familia a la pureza de sus sentimientos. La vida a veces no nos lo pone fácil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias!
      Y estoy completamente de acuerdo, la vida no nos lo pone siempre fácil.

      Eliminar
  2. No he visto las pelis, pero quiero verlas, así que creo que comenzaré leyendo los libros, y eso que hasta que no he leído tu reseña ni me lo planteaba! A mi lista de pendientes!!

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegro de que te hayas animado! Y lo bueno es que, aunque son 3 películas, sólo es un libro (al menos escrito por Mario Puzo, claro).

      ¡Un beso!

      Eliminar
  3. No he visto la peli, así que igual me animo en algún momento con el libro.

    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya nos dirás qué te aprece (:

      ¡Un beso!

      Eliminar
  4. PRIMERO EL LIBRO Y LUEGO LA PELI ESA ES MI REGLA *_*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deduzco por eso que te leerás el libro primero :P

      Eliminar
  5. Desde luego que la novela es de taquicardia. Si empieza fuerte, no acaba menos fuerte. Me encantó. Os la recomiendo a todos los que no la hayáis leído aún y a los que sí, os recomiendo una segunda lectura, que siempre es mejor que la primera porque al no estar tan pendiente de la trama, saboreas más los detalles. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Acabo de caer aquí por casualidad!
    Me encanta tu blog, no dudaré en perderme por aquí ^^
    :)

    ResponderEliminar
  7. Ay, el Padrino, que buenos ratos pasé leyendola! me gustó muchísimo, tanto por el ritmo vertiginoso que comentas, por cómo te mete el autor en la trama, yo es que veía a los Corleone casi como de mi familia! A pesar de que las pelis también me gustaron mucho, no consiguen transmitir tanto como la novela! Leyendo la reseña me acaban de entrar unas ganas de releerla... :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si lo haces leeré tu reseña con muchísimas ganas (:

      Eliminar
  8. Esta saga es de lo mejorcito del cine mundial. El libro está muy bien, y también otros de Mario Puzo como Los Borgia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No sabía que había escrito sobre los Borgia!

      Eliminar