21 abr. 2013

Reseña: "Fight Club", by Chuck Palahniuk

[Puntuación: 4/5]

 ¡Al fin las ganas de escribir y un hueco libre coinciden en el espacio-tiempo! Si bien este libro pertenece a la tanda de marzo, he ido retrasando su reseña hasta llegar a pasados mediados de abril por el simple hecho de que no sé muy bien qué decir sobre él. Fight Club (o El club de la lucha en castellano) es el tipo de libro que terminas, sabes que te ha gustado pero te da mucho miedo -sí, miedo- reseñar. Y todo por su ambigüedad, por su estructura y porque es muy fácil hablar de más y contar la clave principal de toda la historia. Así que, como no sé muy bien cómo resumir la trama, aquí va la sinopsis de la editoral DEBOLS!ILLO:


La primera regla del club de la lucha es no hablar del club de la lucha. Cada fin de semana, un puñado de jóvenes oficinistas se quita los zapatos y las camisas y pelean entre sí hasta la extenuación. Los lunes vuelven a sus despachos con los ojos amoratados y un embriagador sentimiento de omnipotencia. Pero estas reuniones son solo el comienzo del plan con el que Tyler Durden, proyeccionista, camarero y oscuro genio anárquico, aspira a vengarse de una sociedad paralizada por el consumismo exacerbado.

Ahora añadiré que con estas líneas que acabo de copiar y pegar no os podéis hacer mucha idea del libro. Probemos de otra forma, os pongo un fragmento que me gustó especialmente y que marca gran parte del espíritu de la novela (por cierto, me he tomado la libertad de traducirlo del inglés):

Tienes a un grupo de hombres y mujeres jóvenes y fuertes y que, además, quieren dar su vida por algo. La publicidad los tiene persiguiendo coches y ropa que no necesitan. Numerosas generaciones han estado trabajando en empleos que odian simplemente para después poder comprarse cosas que no necesitan.
No tenemos una gran guerra en nuestra generación, o una gran depresión, pero en realidad sí, tenemos una gran guerra de espíritu. Tenemos una gran revolución contra la cultura. La gran depresión está constituida por nuestras vidas. Tenemos una depresión espiritual.

 Y es que El club de la lucha es eso, la respuesta desesperada de un joven cuya vida no es lo completa que él creería que sería tras comprar cientos de muebles de Ikea. Hacía muchísimo tiempo que quería hincarle el diente a este libro. ¡Muchísimo! Y finalmente, cuando me lo regalaron hace dos Navidades, lo puse en la estantería y nunca más lo toqué. Me daba demasiado respeto. La película la había visto hacía unos años. David Fincher y Edward Norton. Dos de mis favoritos trabajando juntos. Me encantó, me dejó boquiabierta. ¿Y si el libro me decepcionaba? ¿Y si ya nunca más me gustaba tanto como antes? Lo fui postergando hasta que, a raíz del reto del que tanto he hablado de leer en inglés, me obligué a no retrasar más el cara a cara. ¡Y menos mal!

Para empezar, voy a hacer una recomendación: si estás pensando en leer el libro y todavía no has visto la película, NO LA VEAS. Principalmente porque Fincher, como viene siendo lo habitual, respeta a pies juntillas la historia y me temo que, en este caso, el saber el final y el porqué de las cosas chafa bastante la experiencia de ir leyendo poco a poco la novela. Esto se debe a que Palahniuk juega con la confusión del lector, nunca sabes exactamente dónde te encuentras ni quién es quién. Hay capítulos que hablan sobre hechos pasados, luego el siguiente vuelve al presente, luego cuenta otra cosa del pasado, luego regresa a un presente que no parece tener nada que ver con el que nos presentaba antes. Y así sucesivamente. Pero tranquilos, lejos de ser agobiante, hace que quieras leer más y más. El autor cuenta mucho pero a la vez nada y lo hace de manera magistral.

Además, por si llevar una trama así de compleja ya no fuera suficiente, lo hace con frases y párrafos para subrayar. Ya se puede ver en la foto que tengo marcadas varias páginas y es que... ¡para no hacerlo! Se presenta una teoría sobre la sociedad y sobre nuestra forma de vida bastante curiosa y, si bien esperaba que me marcara más, como mínimo algo sí que te hace pensar. Quizá se haya debido a que, con el paso de los años, me he ido formando más en cuanto a mi forma de pensar y estoy más segura con respecto a mis ideas, pero no me sorprende que para muchas personas, El club de la lucha haya tenido un efecto similar o idéntico al que 1984 tuvo para mí cuando lo leí a los 16 años.

Pero no todo es bonito e idílico y hay una razón por la que dudo que relea en el futuro el libro. Hay algo en la forma de narrar la historia (lo cual, para lo que cuenta va perfecto) que no me ha entusiasmado, pero porque nunca me gusta, sea la obra que sea. ¿De qué hablo? Del tono tan hostil y agresivo del narrador. Es cierto -y comprendo- que esas palabras brutales que son casi balas en este caso, son necesarias aquí porque si no, todo pierde efecto y queda como un globo de helio medio deshinchado. Pero que lo comprenda, no va a hacer que me resulte agradable o me facilite la lectura. Me echa para atrás, para qué engañarnos. Eso sí, quitando este pequeño detalle, lo recomiendo, sin duda alguna.

En castellano el libro se llama El club de la lucha y ha sido publicado por DEBOLS!LLO y Mondadori.  
→ Esta lectura forma parte del reto de Keep Calm and Read 10 Books in English.

8 comentarios:

  1. Me encantaria leerlo! unos de mis grandes pendientes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te animo a que lo hagas! Eso sí, prepara el estómago para algunas partes un tanto... escatológicas xDD

      Eliminar
  2. Angele me ha tentado muchísimo la sinopsis y todo lo que nos cuentas! Parece un retrato calcado de nuestra sociedad; el único problema es que soy yo un poquito impresionable :)...¿es muy muy dura?
    A ver si me atrevo o no jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es dura la novela, es más bien agresiva. Va sobre un grupo de hombres que se pelean entre sí por places, así que imagínate, el narrado le va que ni pintado. Pero está muy bien, te animo que pruebes a leerlo aunque sea un poco. Y si no, siempre te queda la peli, que está muy bien y es muy fiel al libro (y sale Edward Norton <3 ) (;

      Eliminar
  3. Si yo he leído este libro ha sido, sin duda alguna, por ti que fuiste la instigadora. El principio es muy fuerte y desconcertante pero por eso te engancha enseguida. Unos personajes que encierran toda la violencia del mundo a causa de sus fustraciones, situaciones extremas y saltos en el tiempo que hacen que la obra te impacte. Quedé muy contenta de haber leído esta novela , aunque chafada por las tragedias que arrastran cada uno de los personajes. Os la recomiendo, de verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tiene ese efecto, te deja contenta por haberla leído pero a la vez tan chafada... Es la representación del anti-optimismo.

      Eliminar
  4. Por mi parte me has animado, la peli me encanta y del autor solo he leído Fantasmas que me gustó mucho, no sabía si leer el libro por haber visto la peli pero me has dado ganas de ponerme con él, además hace mucho que vi la película así que no me acuerdo de todo en detalle, algo que creo hará más interesante la lectura. Bsos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ya leeré en tu blog qué tal la experiencia! :D

      Eliminar