22 jun. 2015

Minirreseñas: "Poema del Mio Cid", "La Ilíada" y "Dr. Jeckyll y Mr. Hyde"


¡Menuda mezcla! La verdad es que, a pesar de haber leído estos libros en los últimos meses (y hace medio año también), no me atrevo del todo a hacer un análisis o una reseña en profundidad. Creo que, en el caso de los dos poemas épicos está todo dicho por personas mucho más preparadas que yo y, en el caso de la historia de Stevenson, la verdad es que no me daba para una entrada muy larga si quería evitar hacer un comentario de texto. A pesar de esto, me apetecía documentar las lecturas, dejar constancia de ellas y archivarlas en el blog.

Empecemos por El Poema del Mio Cid. En la segunda mitad de 2014 decidí que quería leer más literatura española, empezando por los clásicos. Leo mucha literatura extranjera y a veces tengo la impresión de que desconozco gran parte de los clásicos de mi país. Muchos libros los he estudiado en el instituto, al menos de pasada, pero nunca he llegado a leerlos y ya iba siendo hora. Me decanté por El Poema del Mio Cid porque quería empezar por el "principio", ir en orden cronológico más o menos. La edición que había en mi casa era una traducción espejo, con el texto original en una página y la traducción al castellano actual en otra (no es la que aparece en la foto, la mía era una de las que daban hace años con El País) y menos mal porque si no habría sido muy difícil de leer. La verdad es que me gustó bastante. Conocía la historia, pero me resultó muy interesante leerla de primera mano. No tiene nada que envidiar a las películas de acción de hoy en día, llegados a cierto punto perdí la cuenta de cuántos hombres habían muerto. Y es que lo que más me sorprendió fue la violencia en algunas partes de la historia, me lo imaginaban más para todas las edades. Quizá lo más curioso fue leer sobre sitios tan cercanos desde la perspectiva de hace siglos y de una manera tan épica. El origen de historias como Juego de Tronos pero en verso y con personas reales. Muy interesante.

En enero empecé La Ilíada de Homero. Desde que era pequeña me ha fascinado la mitología griega y las historias de la Antigua Grecia. No sé cuántas veces vi la adaptación de La Odisea que repetían año tras año en la televisión, a pesar de no tener los mejores efectos especiales. Sin embargo, nunca me atreví a leer las fuentes originales de aquellas historias por miedo a su complejidad... hasta este año. Nada más empezar 2015 me puse manos a la obra y quizá no fue la mejor idea. Estaba en plena época de exámenes, con torres de apuntes rodeándome y, aunque me las apañaba para hacer hueco a la lectura, no estaba del todo centrada en ella. Por ello, elegir La Ilíada en aquel momento fue una mala estrategia. No me esperaba que el texto fuera tan denso. Leía un Canto y tenía que dejar el libro por lo que quedaba de día porque me saturaba. Si tenéis planeado leerlo, dejadlo para época de vacaciones. La cuestión es que tardé un mes en leerlo pero me gustó, aunque admito que me salté algunas partes. Las escenas bélicas me parecían interesantes al principio, pero al cabo de varios Cantos seguidos me aburrían y las leía por encima (que Homero me disculpe). Me llamó mucho la atención el hecho de que los dioses salieran como personajes en el poema, interfiriendo con las decisiones de los humanos y los acontecimientos. Eso fue lo que más me gustó, sin duda alguna. Como dato curioso, me sorprendió la de veces que el traductor usó la palabra "tetilla" para decir que a un hombre le clavaban una lanza en el pecho (de nuevo, mi edición era de Gredos, no la que aparece en la imagen). Y por cierto, en mi ignorancia pensaba que iba a salir el caballo de Troya al final del poema y me llevé una gran decepción cuando vi que terminaba todo con la muerte de Héctor, antes de ese episodio. Pero no culpemos a Homero por esto.

Por último, en noviembre leí El extraño caso del Dr. Jeckyll y Mr. Hyde de Robert Louis Stevenson. Sabía a malas penas de qué iba pero jamás me había interesado por la historia en sí hasta que empecé a leer Two Women of London de Emma Tennant, una versión con personajes femeninos, y me di cuenta de que no me enteraba de absolutamente nada. Dejé Two Women of London de lado (aún no lo he retomado, por cierto) y leí el de Stevenson. Quizá porque desconocía gran parte de la historia me sorprendió en algunas partes (sobre todo el final). Evidentemente, sabiendo más o menos la trama la sorpresa fue menor, pero sentía curiosidad por saber cómo se relacionaban las ideas que tenía en mi cabeza. Me resultó muy entretenido y se lee en un suspiro (es una historia cortita). Me gustó especialmente la explicación que da a Mr. Hyde, pensaba que iba a ser más boba. Os lo recomiendo si no lo habéis leído.

4 comentarios:

  1. Creo que hace demasiado calor para estos libros en particular...
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso los leí en otoño / invierno (:

      Eliminar
  2. Maravilloso que estés d vuelta en holdmybooks Mi querida amiga. ☺
    No he leído ninguno de los tres. Si leí "la Odisea" (continuación d la iliada) y me encantó .Vaya empacho d Jane Austen Q tienes Q haber pillado. De Stevenson leí "la. Isla del tesoro" y me aburrió bastante. Lo leí veinteañero y eso puede haber influido.
    Tenía ganas de pillar la iliada . .. Pero me la has quitado de golpe je, je.
    Espero que no tengas pesadillas con la señorita a Austen. Un abrazo enorme mi entrañable Ángela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos a ver, la Ilíada es uno de esos textos que merece la pena leer, o al menos conocer su historia, lo cual no quita que sea un poco pesado.
      La isla del tesoro no me llama nada la atención. Leí una versión adaptada para niños de pequeña y me fue más que suficiente.
      No tuve pesadillas con Austen pero casi!

      Eliminar