28 sept. 2014

Reseña: "Crónica de una muerte anunciada", de Gabriel García Márquez

Creo que esta ha de ser una de esas entradas en las que he de pedir disculpas... a un libro. Hace tres años leí Crónica de una muerte anunciada y mi opinión fue esta. No me terminó de convencer y creo que fue porque no fui constante con él. Recuerdo 2011 como un año en el que apenas tenía tiempo para sentarme tranquila a leer y muchas lecturas las hice en viajes de tren, cansada y a punto de dormirme en mi asiento y pasarme de parada. No es de extrañar que la historia de esta breve novela se me escapara entre los dedos y no fuera capaz de apreciarla del todo. Este año tuve la oportunidad de leerla en un par de sentadas y mi impresión sobre la historia es completamente distinta: me ha encantado.

El final del libro ya es desvelado desde el principio: Santiago Nasar va a ser asesinado... o ya lo fue porque esto es, como bien dice el título, la crónica de su asesinato. A lo largo de las menos de 100 páginas Gabriel García Márquez nos lleva de la mano por las horas antes del evento. Así, podemos conocer las causas de la venganza, cómo todo el pueblo parece saberlo menos el afectado y que nadie llega a avisarlo por unas razones u otras. La cuestión es que, lo que podría haber sido evitado, termina por ocurrir a causa de la apatía de los habitantes del pueblo y sus inexistentes esfuerzos por parar a los asesinos.

Creo que lo que más me fascinó de toda la historia fue esa indolencia que reina en el pueblo con respecto a la víctima. Todos terminan sorprendidos, pero nadie hace nada para evitarlo a pesar de estar en sus manos la solución. Me llamó la atención la ironía del "alguien lo avisará" y que nadie lo avisara al final. En ocasiones me daba por reír de lo absurdo de la situación... el pobre Santiago paseándose por el pueblo, cruzándose con la gente y nadie dice nada. Y después todos se sorprenden por lo ocurrido a pesar de conocer las intenciones de los asesinos desde hacía horas.

No puedo dejar de lado tampoco el hecho de que el ni narrador, ni mucho menos el lector, llegan a saber a ciencia cierta si la muerte había tenido una razón de ser o solo había sido el desenlace de una gran mentira. Al terminar la última página me di cuenta de que nunca se llega a aclarar si las acusaciones lanzadas contra el protagonista eran ciertas o simplemente inventadas, si había muerto sin razón alguna. Y volvemos a esa ironía de que se ha puesto punto final a la vida de una persona pero no se sabe a ciencia cierta si se trataba de la persona equivocada.

Me alegro mucho de haber releído Crónica de una muerte anunciada, la verdad. La impresión que me había dejado hace años no tiene nada que ver con la de ahora. Esta vez he disfrutado con creces de cada uno de los matices de esta breve obra. Me he reído en unas ocasiones y en otras lo he pasado mal por la mala suerte de Santiago. Y todo eso en menos de 100 páginas.

6 comentarios:

  1. Seguramente hay que tener tiempo para leer, y cabeza despejada, jaja. "La crónica..." contiene una fuerte crítica socio-cultural y es una lectura excelente. Totalmente de acuerdo contigo. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay novelas en las que, o se tiene tiempo para ellas, o es mejor dejarlas para otro momento.
      Un saludo!

      Eliminar
  2. Me gustan más otras novelas suyas...como La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada, que es una preciosidad *-*
    ese me pareció más sosillo, la verdad. Pero Márquez siempre es Márquez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me tengo que poner las pilas con él, la verdad, porque hasta le fecha esto es lo único que he leído de él!
      ¡Me apunto ese que has dicho! :D

      Eliminar
  3. Espero leerlo pronto. Que gabo es de mis favoritos!

    ResponderEliminar