13 ago. 2013

La maldición del titán (Percy Jackson y los dioses del Olimpo III), de Rick Riordan

[Puntuación: 4/5]

Al fin consigo quitarme de encima la pereza típica del verano y me pongo a escribir algo en el blog. Tengo varias reseñas atrasadas (para variar), algunas me apetecen más y otras menos, pero quiero hacerlas todas. Por ello, las iré escribiendo en orden de los libros que tengo menos recientes a los que más. Hoy toca el tercer libro de la saga de Percy Jackson y los dioses del Olimpo: La maldición del titán. De todos modos, y como aún estoy un tanto vaga, os dejo el resumen de la trama de GoodReads:

Ante la llamada de socorro de su amigo el sátiro Grover, Percy acude inmediatamente en su auxilio. Y aunque va acompañado de Annabeth y Thalia, las dos semidiosas que son sus aliadas, ninguno imagina la sorpresa que los aguarda: una terrible mantícora pretende secuestrarlos y llevarlos ante el general enviado por Cronos, el diabólico señor de los titanes. Sin embargo, gracias a la ayuda de las cazadoras de Artemisa, Percy y sus aliadas logran escapar y volver al campamento mestizo. Una vez allí, emprenderán la búsqueda del monstruo que puede provocar la destrucción del Olimpo, a pesar de que, según la profecía del Oráculo, sólo uno de ellos logrará resistir la maldición del titán.

Rick Riordan
La historia continúa y Rick Riordan se encarga de dejarlo bien claro con la evolución que presentan los personajes. Percy ya no es tan niño, se nota que va madurando, que la pubertad va estando más presente en su personalidad, que está cambiando. Pero sigue teniendo ese toque burlón a la vez que inocente. Y eso es algo que me encanta. Normalmente los personajes adolescentes suelen caerme fatal, porque veo que son repelentes, típicos y malcriados, pero con Percy todo cambia. Me hacen reír sus ocurrencias, tiene un sentido del humor único. Además, la forma de ser con la que el autor lo ha retratado lo hace más creible. De existir en la vida real, sin duda que me haría amiga suya. Por si eso fuera poco, Grover no defrauda y Annabeth sigue pareciéndome algo insulsa, como siempre. ¡Y aparece Thalia, que aunque sea tan uraña la mayoría del tiempo, me gusta mucho! Además, la presencia de Artemisa y sus cazadoras hace que el elenco para este libro sea bastante interesante.

¿Y la trama? Pues sigue los pasos de los volúmenes anteriores: acción, aventuras, humor y mitología griega, mucha mitología griega. Es este último detalle lo que me hace cogerle tanto cariño a la saga. Desde pequeña me han fascinado todas esas leyenda sobre los dioses y los héroes, ya fuera con una versión de interpretación libre, como la película Hércules de Disney o los propios mitos cargados de violencia, lujuria y pasión. Ver cómo Rick Riordan usa los elementos mitológicos sin llegar a alterar sus orígenes, y los moldea para poder usarlos en una novela para el público joven es suficiente para que diga que me encanta la colección y que tengo muchas ganas de leer los dos libros que me faltan.

Sin embargo, no llega al 5/5 por una simple razón: es una lectura rápida y sencilla. La novela que cojo para descansar de obras más densas y profundas. Supongo que, en ese sentido, la mayoría de las novelas de este tipo nunca recibirán la puntuación máxima por mi parte. Pero vamos, recomendarlo, lo recomiendo con los ojos cerrados. ¡Ahora a ver la película nueva y a por los dos últimos tomos!



2 comentarios:

  1. Yo amo esta saga xDDD pronto me comprare el tercero y el resto porque el segundo me encanto xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo a ver si dentro de poco le hinco el diente al cuarto! :D

      Eliminar