10 abr. 2015

Friday Reads #8: 10 al 12 de abril

Ya queda solo un fin de semana para que se me acaben las vacaciones y toca terminar lo que está a medias para empezar la recta final del curso con las menores distracciones posibles. Por eso este fin de semana lo voy a dedicar a terminar El proceso de Franz Kafka, que lo tengo bastante abandonado. No es demasiado largo, pero estoy pasando por una de esas temporadas en las que no me apetece leer para nada... creo que he tenido empacho de lecturas obligatorias para clase. Por ahora solo llevo un par de capítulos leídos y me está gustando bastante (lo cual cabía esperar). ¡Espero que el no-final (es una novela inacabada) cumpla mis expectativas! Después de Kafka me tocará regresar a Jane Austen. Me quedan dos novelas suyas por leer para dar por terminada su bibliografía (Emma y Persuasión). Y, aunque supongo que hablaré en mayor profundidad sobre ello en otra entrada, no me está impresionando demasiado, como ya me imaginaba desde el principio... Jane y yo no encajamos. La única novela suya que se salva para mí es Mansfield Park.


¡Espero que paséis todos un buen fin de semana!
¿Qué tenéis pensado leer?

7 abr. 2015

Reseña: "The Bluest Eye" de Toni Morrison


El nombre de Toni Morrison llevaba cruzándose en mi camino varios meses antes de que me decantara por sacar de una vez por todas una de sus novelas de la biblioteca. Para aquellos que no la conozcáis, se trata de una autora estadounidense que ganó el premio Nobel de literatura en 1993... ahí es nada. Tuve suerte de que mi universidad tuviera su primer libro, así pude empezar con la escritora por el principio y no por la mitad, algo que intento hacer siempre que puedo.

The Bluest Eye (Ojos Azules en la traducción al español) cuenta varias historias a la vez, pero todas giran en torno a Pecola, una niña afroamericana que vive en Ohio en los años que siguieron a la Gran Depresión. La vida de la protagonista está profundamente marcada por un enorme complejo de inferioridad que ella asocia con no tener los ojos azules sino oscuros y con el color de su piel. Esta percepción de sí misma, que ha heredado de sus propios padres, la convierte en una niña retraída y callada que sueña con tener algún día los ojos tan azules como las niñas rubias con las que va al colegio. Los problemas de Pecola no acaban aquí, su familia es de lo más disfuncional: su padre es un borracho que no para de descutir con su madre, la cual desprecia a sus hijos por no ser tan "educados" y "guapos" como la niña de la casa en la que trabaja. La historia, a su vez, está contada por dos narradores distintos: uno omnisciente y Claudia, una niña que se hace amiga de Pecola cuando ésta ha de pasar una temporada con ella y su familia por problemas familiares. A lo largo de las páginas de la novela cuestiones como el racismo, los abusos sexuales y los estándares fijos de belleza salen a la superficie para hacer la historia de Pecola todavía más dura.

Sinceramente, no sé muy bien qué decir sobre la historia de The Bluest Eye. Después de dos meses, sigo dándole vueltas a qué palabra sería la correcta para expresar qué me pareció el libro. Decir que me gustó sería incorrecto, porque no es una novela que te pueda gustar. Es dura y golpea justo cuando descansas un poco de sus páginas. Cada vez que acababa un apartado y me tomaba un pequeño descanso antes de continuar leyendo, me topaba de bruces con la crudeza de la trama. Algo que parece inocente por estar narrado desde la perspectiva de una niña, se torna en macabro por las acciones de los personajes. No os podéis imaginar lo que me dolía cada vez que Pecola se veía fea por el simple hecho de no ser una niña blanca, rubia y de ojos azules. Pero sobre todo me dolían sus padres, que la habían llevado a verse así: un padre iracundo y alcoholizado y una madre amargada y que la desprecia. Y además de ellos, los otros niños que merman más y más su poca autoestima. La protagonista es una niña indefensa, abandonada y ajena al amor familiar que experimenta todo tipos de abusos, tanto psicológicos como físicos. Por eso no soy capaz de decir que me haya gustado el libro, porque es una historia terrible que se te clava y te hace daño... pero esa es también la razón por la que hay que leerlo. Porque este tipo de historias son a las que más atención hay que prestar, porque son las que consiguen removernos las entrañas y hacernos pensar, porque este tipo de historias son imprescindibles y la razón por la que leo.

En cuanto a los personajes, todos están rotos por dentro, salvo Claudia y su familia. Pecola es el producto de la infelicidad de sus padres, de los complejos que éstos han volcado en su hija. La fealdad de Pecola no es una fealdad inherente a ella, sino que le ha sido impuesta, se le ha contagiado de sus padres. La reflexión que hace Toni Morrison es que, si creemos de verdad que somos horribles, terminamos convirtiendo esa creencia en realidad. Me gustó muchísimo cómo Claudia desafía el concepto de belleza relacionado a un estándar determinado estableciendo una relación muy sencilla con los dientes de león: a pesar de ser considerados una mala hierba, a ella le gustan y los encuentra hermosos. ¡Y cuánta razón tiene para ser solo una niña! O quizá porque es una niña consigue ver las cosas con una sencillez y una claridad que se escapa a los adultos.

Desde mi punto de vista, una historia tan dura con The Bluest Eye solo puede ser creada con una forma tan bella por alguien con un talento muy especial. Por eso me asombra todavía más el hecho de que esta fuera la primera novela que Toni Morrison escribió. La razón por la que el libro no solo me indignó sino que también consiguió conmoverme, fue la dulzura y a la vez seriedad con que la escritora dotó a la historia a través de sus palabras. Hablar sobre temas tan peliagudos a través de la voz de una niña no es nada fácil y, sin embargo, la autora lo consigue y le confiere una naturalidad asombrosa a la voz de Claudia. Con pasajes que son literatura en estado puro, The Bluest Eye se ha convertido en una de mis lecturas preferidas de lo que llevamos de año y estoy segura de que será casi imposible quetarle este estatus en los meses que quedan. 

La verdad es que no sé qué más decir que no haya dicho ya: que tenéis que leer este libro, que es una joya de la literatura, que no os va a dejar indiferentes. Eso sí, no seréis capaces de decir que os ha gustado porque la historia de The Bluest Eye no es de las que gustan, sino de las que te dejan tocado.