2 mar. 2014

¿Por qué leo?


Hay muchas veces que hago las cosas sin pararme a pensar en por qué las hago, es algo instintivo. Con la lectura me pasa lo mismo: es una actividad que llevo haciendo desde que tengo memoria. Por las noches siempre leía alguna historia antes de dormir y, cuando no sabía todavía leer, le pedía a mi madre que me las leyera. Había algo mágico y fascinante en aquellos mundos. Adoraba sumergirme en ellos, y eso que por la época no tenía demasiadas preocupaciones de las que evadirme.

La cuestión es ¿por qué leo ahora? Para mí hay un antes y un después en mi vida como lectora. Hasta los 16 años siempre había devorado libros para pasar el rato y porque me encantaban las historias que podía encontrar en ellos. Estaba enamorada de la saga de Harry Potter (me pilló el fenómeno de lleno y admito que era una fan acérrima del mago) y también había tenido mi buena dosis de Laura Gallego García, que por la época empezaba a hacerse famosa con Memorias de Idhún. Y entonces llegó a mis manos 1984 de George Orwell. Jamás había oído hablar del libro pero fue leerlo y quedar completamente prendada de él. Cambió mi forma de ver la literatura y, me atrevería a decir, el mundo (podéis leer la reseña que hice hace un tiempo aquí).

1984 se convirtió en mi libro favorito y sigue siéndolo 6 años después. Gracias a él me di cuenta de lo necesario que era leer, de lo importante que era recurrir a los libros y hacer una lectura concienzuda de los mismos. Despertó en mí una curiosidad que no sabía que tenía. Desde entonces comencé a leer porque quería, necesitaba saber más. Y no me refiero a saber más sobre geografía o ciencias, sino a saber más de uno mismo. A partir de aquel libro, comencé a leer porque sabía que debía alimentar mi cerebro con palabras e ideas y así acercarme a ser capaz de crear las mías propias.

Leer hace que me ponga a prueba muchas veces. Hace que afronte sentimientos y sensaciones con las que no lidiaría en un día cualquiera. Digamos que me he vuelto adicta a la adrenalina que corre por mis venas cuando me quedan menos de 100 páginas para acabar un libro que me está encantando. Esa impresión de que queda tan poco pero a la vez tanto para alcanzar la última página, esos nervios, esos sentimientos encontrados en cuanto a descubrir qué termina ocurriendo pero a la vez no querer que acabe... Y cuando llegas al final parece que el mundo tal y como lo conocías se cae en mil pedazos, no comprendes qué ha sido de tu existencia sin haber leído esa historia, sin haberte parado a pensar en las reflexiones que la misma contiene. Es una incomprensión dulce y a la vez inquietante que te lleva a agarrar un nuevo libro.
Creo que, en definitva, leo por pura curiosidad hacia el ser humano y porque he llegado a un punto en el que necesito vivir con la emoción que te aporta un buen libro. Puede que mis gustos cambien con el paso del tiempo, hay libros que no habría elegido hace unos años y que ahora me llaman tremendamente la atención, pero eso es lo de menos. Quiero pensar que, conforme crezco, también lo hacen mis lecturas. Y sobre todo, con el paso de los años, encuentro más razones por las que leer. Para mí no es una actividad que hago buscando una evasión, todo lo contrario. Creo que leo principalmente para apoximarme y comprender mejor el mundo en el que vivo y a cada uno de sus habitantes.

¿Y vosotros, por qué leeis?

(imágenes sacadas de weheartit)

16 comentarios:

  1. Mi lista de razones por las que leo sería inacabable aunque para empezar podemos decir que coincido contigo y para terminar te diré que soy incapaz de imaginarme mi vida sin lecturas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Yo tampoco soy de las que dice que lee para evadirse. Leo desde los 8 años por iniciativa propia y creo que fue encontrar algo que era para mi y que lleno mi vida en muchos aspectos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, Nina (:

      Eliminar
  3. A mí me pasa lo mismo, Ángela. Siempre he leído por diversión sin pararme a ver más allá de leer una historia. Me entretenía viendo cómo se sucedían los acontecimientos y qué hacían los personajes, pero ahora me paro a leer "detenidamente" y es como ver otro mundo. También es verdad que cuando somos pequeños o muy jóvenes no nos damos cuenta de muchas cosas y que ahora, de repente, aparecen de la nada. Creo que también se debe a que cambiamos de género literario (porque no es lo mismo leer una novela de fantasía que una novela filosófica o histórica). Y eso es que nos hacemos mayores y buscamos, no solo divertirnos, sino empezar a buscar el sentido de nosotros mismos y del mundo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, definitvamente descubrir géneros nuevos influye mucho. Antes de leer 1984 leía mucha fantasía y toparme con ese libro hizo que me interesase por otros géneros y lo que estos podían ofrecer.

      Me ha gustado mucho tu comentario, Esther (:

      Eliminar
  4. ¿Qué más añadir cuando tú lo has expresado tan bien?
    Solo hacia el final divergimos un poco pues yo, en ocasiones, leo para evadirme. Para encontrar ese momento en el que estamos solo la historia y yo; y el resto del mundo, de las responsabilidades, de los problemas y preocupaciones queda en stand-by durante un rato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasa lo contrario: o está todo más o menos tranquilo o no me concentro. Si sé que tengo que hacer algo no dejo de pensar en ello y no me entero de lo que leo (lo cual no quiere decir que no eche mano de la famosa procrastinación... pero para eso está tumblr :P )

      Muchas gracias por tu comentario (:

      Eliminar
  5. Leo practicamente por las mismas razones que tú, para enriquecerme en todos los aspectos.
    La verdad que yo no empece a leer desde pequeña, bueno si leia pero no me gustaba nada, y creo que era porque me "obligaban" a leer en clase. Y no hay cosa que más odie que me obliguen a hacer las cosas. Asi que despúes de pasar la horrible adolescencia, me enganche a los libros completamente y doy gracias a ese día xd ^_^

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más vale tarde que nunca! :D
      Yo, de todos modos, también detestaba las lecturas del colegio, pero me las acababa pronto y me ponía a leer lo que quisiera (:

      Eliminar
  6. Hola! Leo porque yo soy los libros, vivo en los libros, adoro las historias que contienen los libros. Para mí leer es casi tan necesario como respirar. Con los libros disfruto, me emociono, me evado, me río, me enfado...en fin, en los libros y con ellos está una parte muy importante de mi vida. Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Totalmente de acuerdo contigo, Ángela. En estos tiempos tan difíciles para la cultura, la mejor manera de mantenerse con los ojos abiertos y con un espíritu crítico al mundo es a través de la lectura. Siempre te aporta algo nuevo, un punto de vista distinto, nuevas ideas. A mi también me gusta leer y descubrir algunas veces que hay personas que piensan como yo. Es toda una satisfacción. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Ángela..Me ha ENCANTADO este post..
    Me ha gustado mucho lo que cuentas de 1984 y de cómo te marcó tanto como lectora.
    Estoy totalmente de acuerdo con lo que explicas de leer para alimentar ideas propias.. Yo cuando me hago esta pregunta siempre asumo que lo hago por varios motivos pero principalmente el fenómeno de "viaje" y evasión que me hace experimentar, la opción de poder vivir mil vidas, estar en mil lugares y experimentar mil situaciones como si pasaran en la vida real.
    Pero después de leer lo que has escrito me he dado cuenta de que el trasfondo es lo que justo acabas de transmitir..Todas esas experiencias distintas me evaden pero me acercan a la vez a mi misma, me invitan a reflexionar y me ayudan a conocerme mejor a mi y a lo que me rodea.
    Dios, es que esta entrada es perfecta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué exagerada que eres! Me vas a sacar los colores! D:
      Me alegro de que la entrada te haya ayudado a darte cuenta de eso (:

      Un beso, Elena!

      Eliminar