10 sept. 2012

Todo lo que podría haber pasado y nunca pasó || "La soledad de los números primos", de Paolo Giordano

[Puntuación: 3/5]

Veamos… ¿por dónde empezar? Anoche, de madrugada, terminé La soledad de los números primos. El título ya de por sí es hipnotizante, atrae como un imán. No es que sea fan devota de las matemáticas pero el nombre de la novela, hay que reconocerlo, es excepcional. Lo cual, puede jugar a favor o en contra de ella… y, muy a mi pesar, al menos en lo que a mí respecta, ha supuesto un hándicap a la hora de formarme una opinión sobre el libro.

La historia planteada es bien sencilla: Mattia y Alice, dos personajes abrazados por la soledad y el deseo de encajar en una sociedad que continuamente los rechaza, van creciendo hasta conocerse siendo adolescentes, se hacen amigos y seguimos viendo cómo llegan a la edad adulta. Él: reservado, apático, asocial por definición. Ella: acomplejada, herida (tanto física como psíquicamente), deseosa de formar parte del mundo que no la quiere en él. Y entre medias una tensión romántica no resuelta. En definitiva, una historia de amor llena de complicaciones y de obstáculos mentales que los propios protagonistas se autoimponen.

Paolo Giordano, el autor.
Hasta aquí todo bien. Al empezar el libro estaba bastante animada (me lo habían recomendado varias veces) y la forma de escribir de Paolo Giordano es preciosa. No paraba de rondarme por la cabeza la pregunta de por qué, siendo dueño de una prosa tan delicada y sentida, no había escrito más novelas aparte de ésta, su primera y única.

Como ya dije (aunque no se puedan comparar estos dos casos ni por asomo) las palabras bonitas no siempre son suficientes y aquí es donde me dio la impresión de que La soledad de los números primos “cojeaba”. Los personajes son demasiado llanos, no evolucionan. Desde la primera página hasta la última, siempre son iguales, no hay ni un ápice de cambio en ellos, sobre todo en lo referente a Mattia. Resultaba frustrante leer cómo cada uno de sus momentos presentes y futuros se veían comprometidos por el pasado de ambos y cómo ninguno de ellos dos trataba de hacer algo al respecto, a sabiendas de que eso los iba a hacer infelices, solitarios. Para cuando llegué a las últimas 50 páginas del libro ya me había rendido, no podía aguantarlos más, me daban ganas de abofetearlos y gritarles a la cara lo exasperantes que resultaban con esas actitudes colmadas de patetismo hasta arriba. De hecho, si me hubiera quedado un poco más de libro, lo habría dejado en aquél mismo momento como imposible.

Y a pesar de todo, no me parece justo decir que me ha disgustado la novela. Porque no es del todo cierto. En realidad es posible que a muchas personas les guste. ¿Qué cómo estoy tan segura? Pues muy fácil: el tipo de rechazo que producía en mí era algo tan personal y relacionado con mi forma de ver las cosas que no me parece factor suficiente como para argumentar que es una mala lectura. De ahí el 3/5. Porque me ha dejado templada, un tanto indiferente y a la vez ha conseguido que se me erizara el pelo con algunos pasajes. Ni blanco ni negro. Ni fu ni fa… como sus personajes.

8 comentarios:

  1. Me decepcionó un poco este libro, con un título y un argumento tan prometedores luego la historia se queda un poco en nada, comparto la opinión de que los personajes son bastante planos, y la historia de amor que no termina de arrancar ni con la que logramos empatizar. Me parece que tenía mucho más potencial de lo que termina siendo el libro. Bsos

    ResponderEliminar
  2. A mí la historia me exasperó bastante pues no veía evolucionar a los personajes, sobre todo a Mattia. Alice lo intenta pero no lo consigue, pero lo intenta.
    Lo malo es que creo que en el mundo real hay muchas personas como ellos.

    ResponderEliminar
  3. El título de esta novela es muy sugerente y te invita a leerla y a pesar de que te engancha al principio, luego no logra despegar, no hay evolución positiva de los personajes y siempre arrastran su pasado como un lastre insoportable.
    Pero es que hay muchas personas así aunque lo más habitual es que se nos muestre en las novelas otro tipo de personajes.A mí me gustó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero es que a mí siempre me han dado un poco de rabia esas personas, supongo que por eso no me terminó de caer en gracia el libro.

      Gracias por tomarte el tiempo de dejar un comentario (:

      Eliminar