29 jun. 2015

Reseña: "La broma" de Milan Kundera



El año pasado comencé a leer a Milan Kundera con La insoportable levedad del ser, que me gustó bastante y me dejó con ganas de más. Seguí con La identidad y después, en noviembre, con La broma. Con la llegada del fin del cuatrimestre no me dio tiempo a escribir nada al respecto y, por eso, ahora os traigo la reseña. ¡Más vale tarde que nunca!

La novela fue la primera que escribió Kundera, pero eso no hace que sea peor que sus trabajos más conocidos. La historia se centra en Ludvik, un joven perteneciente al Partido Comunista checo que se siente atraído por una de sus compañeras. Ella es un poco rígida y no tienen un gran sentido del humor, por lo que el protagonista decide mandarle, a modo de broma, una carta en la que se burla del optimismo de la ideología que ambos defienden, añadiendo varios comentarios que no gustan nada a sus superiores dentro de la liga de jóvenes del Partido. Así, es expulsado y forzado a formar parte de una sección del ejército compuesta por aquellos considerados como enemigos del Estado. Sobra decir que las condiciones a las que es sometido no son las mejores. Cuando acaba su suplicio, Ludvik es una sombra de lo que en su día fue y decide rehacer su vida, pero siempre manteniendo presente su odio hacia quien causó su desgracia.

Kundera no sólo se limita a un personaje y, aunque es verdad que los hechos siempre giran alrededor de Ludvik, también tienen cabida las vidas de otros personajes que, al igual que el protagonista, tienen una existencia hasta cierto punto infeliz y patética. Entre ellos se encuentran Helena, la mujer del supuesto amigo de Ludvik que puso especial empeño en que lo expulsaran del Partido y que quiere vengarse de la infidelidad de su marido; Lucie, una muchacha que Ludvik conoce mientras está en el ejército y con la que las cosas no van como era de esperar; Jaraslov, un antiguo amigo de Ludvik que se niega a abandonar sus tradiciones y creencias a favor del Partido. Todos los personajes tienen en común que intentan controlar de algún modo sus vidas, sin aceptar que existen factores que escapan de nuestro alcance, hasta el punto que al decidir suicidarte existe la posibilidad de que te tomes un bote de laxantes y el resultado no lleve a tu muerte pero sí sea especialmente patético y humillante (a la par que divertido para el lector).

He dicho que esta fue la primera novela que Kundera publicó, y se nota. La historia no se centra tanto en realidades etéreas sobre la existencia humana como en sus otras dos novelas que he mencionado antes, y existe un hilo conductor terrenal y una trama más explícita. Por esto en parte me gustó la historia un poco más que la de La insoportable levedad del ser o La identidad, porque tenía a dónde agarrarme, algo a lo que atenerme. Sin embargo, la falta de experiencia y los años de práctica que le quedaban por delante se notan: La broma no llega a tener el estilo limpio y elegante que tienen los trabajos que Milan Kundera escribió posteriormente. Se intuye que el autor tenía potencial y, a juzgar por lo que escribió después, supo desarrollarlo y explotarlo.

¿Qué quiero decir con esto último? Pues que, si bien la historia de La broma es magnífica, irónica y muy rica en contrastes, se puede ver (si ya habéis leído sus novelas más famosas) que al escritor aún le quedaba un largo camino por recorrer. Pero eso es lo bonito y lo curioso de empezar a leer la bibliografía de un autor por el principio, que se puede apreciar cómo ha ido creciendo y desarrollando su técnica narrativa. Así que si no sabéis por dónde empezar con Kundera, La broma es una buena linea de salida.


24 jun. 2015

WRAP UP: Febrero y Marzo 2015


Sé que esta entrada llega algo tarde, pero me gusta tanto hacer un repaso rápido de lo que he leído en uno o varios meses que no lo he podido evitar. Decidí unir febrero y marzo por un par de razones: porque así no lleno estos meses de verano de entradas similares y porque tampoco leí tantísimo estos dos meses como para necesitar dividirlos. Como podéis apreciar, entre febrero y marzo me leí la mitad de las novelas de Jane Austen. Las tenía como lectura obligatoria para la universidad, junto a Los viajes de Gulliver, así que no me quedaba ninguna otra opción. Como se me ha ido acumulando el trabajo, las reseñas de todos estos libros estarán listas para los próximos meses.

  • The Bluest Eye de Toni Morrison [5/5] (Reseña) Aunque no sale en la foto porque lo saqué de la biblioteca, este libro fue sin duda la mejor lectura de aquellos meses y la mejor del año hasta ahora. ¡Una maravilla! Si queréis saber más sobre ella podéis leer la reseña que escribí.
  • Sense and Sensibility de Jane Austen [2/5] Ahora vienen las opiniones poco populares sobre Jane Austen. No me gustó demasiado el libro, lo encontré bastante ñoño y los personajes me aburrían mucho. Pero lo peor de todo fue el final de Willoughby... ¡una injusticia para el pobre muchacho!
  • Pride and Prejudice de Jane Austen [2/5] Si Mr Bennet hubiera tenido mayor protagonismo, quizá me hubiera gustado más la novela. Es verdad que Elizabeth le da algo más de vida a la historia que las hermanas Dashwood en Sentido y Sensibilidad, pero que elija a Mr Darcy, que no puede ser ni más rígido ni más soso, hizo que no me gustara tanto. Por cierto, que alguien me explique qué hay de romántico en ese personaje, porque a mí me aburrió muchísimo.
  • La Ilíada de Homero [3/5] (Reseña) En la entrada anterior comenté que elegí mal al empezar este libro en época de exámenes, y creo que eso terminó afectando mi impresión general del mismo. Me gustó y me pareció muy interesante, pero tanta escena bélica sin saber quiénes eran la mitad de los personajes pudo conmigo.
  • Gulliver's Travels de Jonathan Swift [3/5] Mi relación con Gulliver es de amor-odio. El libro me gustaba hasta que tuve que empezar a estudiarlo en serio para clase. Y entonces se complicó todo, porque me di cuenta de que no había entendido absolutamente nada y que jamás lo iba a entender por completo. Además, con tanto esfuerzo por intentar adivinar qué quería decir Swift aquí y allá, terminé cogiéndole tirria. Le pondría un 1/5, pero mi conciencia me dice que no sería objetiva y que es la manía que le tengo al libro la que habla.
  • Mansfield Park de Jane Austen [3/5] ¿Por qué a casi nadie le gusta este libro? Fue el que más me ha gustado de todos los que he leído de la autora (solo me queda Persuasión por leer). Los personajes son mucho más complejos, con los Crawford dando guerra y Fanny viviendo bajo el yugo de una familia que solo la quiere como sirvienta y bajo la amenaza de volver con su familia. Y no olvidemos a los propios Bertram, que tienen vidas bastante turbulentas algunos. Por no hablar sobre los muchos detalles que oculta sobre el colonialismo. Me sorprendió mucho encontrarme con un libro así después de haber leído Northanger Abbey, Sense and Sensibility y Pride and Prejudice.

22 jun. 2015

Minirreseñas: "Poema del Mio Cid", "La Ilíada" y "Dr. Jeckyll y Mr. Hyde"


¡Menuda mezcla! La verdad es que, a pesar de haber leído estos libros en los últimos meses (y hace medio año también), no me atrevo del todo a hacer un análisis o una reseña en profundidad. Creo que, en el caso de los dos poemas épicos está todo dicho por personas mucho más preparadas que yo y, en el caso de la historia de Stevenson, la verdad es que no me daba para una entrada muy larga si quería evitar hacer un comentario de texto. A pesar de esto, me apetecía documentar las lecturas, dejar constancia de ellas y archivarlas en el blog.

Empecemos por El Poema del Mio Cid. En la segunda mitad de 2014 decidí que quería leer más literatura española, empezando por los clásicos. Leo mucha literatura extranjera y a veces tengo la impresión de que desconozco gran parte de los clásicos de mi país. Muchos libros los he estudiado en el instituto, al menos de pasada, pero nunca he llegado a leerlos y ya iba siendo hora. Me decanté por El Poema del Mio Cid porque quería empezar por el "principio", ir en orden cronológico más o menos. La edición que había en mi casa era una traducción espejo, con el texto original en una página y la traducción al castellano actual en otra (no es la que aparece en la foto, la mía era una de las que daban hace años con El País) y menos mal porque si no habría sido muy difícil de leer. La verdad es que me gustó bastante. Conocía la historia, pero me resultó muy interesante leerla de primera mano. No tiene nada que envidiar a las películas de acción de hoy en día, llegados a cierto punto perdí la cuenta de cuántos hombres habían muerto. Y es que lo que más me sorprendió fue la violencia en algunas partes de la historia, me lo imaginaban más para todas las edades. Quizá lo más curioso fue leer sobre sitios tan cercanos desde la perspectiva de hace siglos y de una manera tan épica. El origen de historias como Juego de Tronos pero en verso y con personas reales. Muy interesante.

En enero empecé La Ilíada de Homero. Desde que era pequeña me ha fascinado la mitología griega y las historias de la Antigua Grecia. No sé cuántas veces vi la adaptación de La Odisea que repetían año tras año en la televisión, a pesar de no tener los mejores efectos especiales. Sin embargo, nunca me atreví a leer las fuentes originales de aquellas historias por miedo a su complejidad... hasta este año. Nada más empezar 2015 me puse manos a la obra y quizá no fue la mejor idea. Estaba en plena época de exámenes, con torres de apuntes rodeándome y, aunque me las apañaba para hacer hueco a la lectura, no estaba del todo centrada en ella. Por ello, elegir La Ilíada en aquel momento fue una mala estrategia. No me esperaba que el texto fuera tan denso. Leía un Canto y tenía que dejar el libro por lo que quedaba de día porque me saturaba. Si tenéis planeado leerlo, dejadlo para época de vacaciones. La cuestión es que tardé un mes en leerlo pero me gustó, aunque admito que me salté algunas partes. Las escenas bélicas me parecían interesantes al principio, pero al cabo de varios Cantos seguidos me aburrían y las leía por encima (que Homero me disculpe). Me llamó mucho la atención el hecho de que los dioses salieran como personajes en el poema, interfiriendo con las decisiones de los humanos y los acontecimientos. Eso fue lo que más me gustó, sin duda alguna. Como dato curioso, me sorprendió la de veces que el traductor usó la palabra "tetilla" para decir que a un hombre le clavaban una lanza en el pecho (de nuevo, mi edición era de Gredos, no la que aparece en la imagen). Y por cierto, en mi ignorancia pensaba que iba a salir el caballo de Troya al final del poema y me llevé una gran decepción cuando vi que terminaba todo con la muerte de Héctor, antes de ese episodio. Pero no culpemos a Homero por esto.

Por último, en noviembre leí El extraño caso del Dr. Jeckyll y Mr. Hyde de Robert Louis Stevenson. Sabía a malas penas de qué iba pero jamás me había interesado por la historia en sí hasta que empecé a leer Two Women of London de Emma Tennant, una versión con personajes femeninos, y me di cuenta de que no me enteraba de absolutamente nada. Dejé Two Women of London de lado (aún no lo he retomado, por cierto) y leí el de Stevenson. Quizá porque desconocía gran parte de la historia me sorprendió en algunas partes (sobre todo el final). Evidentemente, sabiendo más o menos la trama la sorpresa fue menor, pero sentía curiosidad por saber cómo se relacionaban las ideas que tenía en mi cabeza. Me resultó muy entretenido y se lee en un suspiro (es una historia cortita). Me gustó especialmente la explicación que da a Mr. Hyde, pensaba que iba a ser más boba. Os lo recomiendo si no lo habéis leído.

19 jun. 2015

#FridayReads: qué voy a leer este verano


¡Al fin llegaron las vacaciones! He de reconocer que el verano no es mi estación preferida del año (el otoño me gusta mucho más) pero no negaré lo maravilloso de tener prácticamente tres meses libres de toda obligación estudiantil. ¿Y qué mejor manera de pasar el tiempo que leyendo todo lo que ha quedado relegado a un segundo plano en los meses pasados? Seré sincera y admitiré que mi lista de libros sobrepasa los 30 títulos. No solo eso, además crece día tras día. Sin embargo, se me ocurrió compartir con vosotros algunas de las lecturas a las que más ganas les tengo:

Hay varios libros que llevan cierto tiempo en mis estanterías mirándome con cara de pena y a los que quiero darles una oportunidad en las próximas semanas: El maestro y Margarita de Mijail Bulgakov, del que llevo la mitad leído, ya os contaré qué tal en una reseña; Sputnik, mi amor de Haruki Murakami, uno de los libros que más tiempo lleva cogiendo polvo en mi habitación; La vida está en otra parte de Milan Kundera, que es la siguiente novela que me toca leer del autor; Nos vemos allá arriba de Pierre Lemaitre, que ganó el Premio Goncourt el año pasado; Suite francesa de Irène Némirovski, el cual ya va siendo hora de leer.

Por otro lado, me propuse este año leer más literatura escrita en español porque siempre ha sido mi asigantura pendiente. Los títulos que he seleccionado son (y me podéis matar por no haberlos leído): La Celestina de Fernando de Rojas y El Lazarillo de Tormes que ya está bien de solo conocer la trama por las clases de Lengua del instituto; 100 años de soledad de Gabriel García Márquez porque a todo el mundo parece encantarle; Bodas de sangre de Federico García Lorca, que no necesita mayor explicación.

Hablando de obras de teatro, con el fin de empezar el nuevo curso universitario con buen pie (el mal no descansa nunca) quiero leer la mayoría de las lecturas obligatorias que me tocarán hacer probablemente: Orlando y Mrs Dalloway de Virginia Woolf; El asiento del conductor de Muriel Spark; La pasión de la nueva Eva de Angela Carter; Richard III, La tempestad, Sueño de una noche de verano, Tito Andrónico de William Shakespeare; Martha Quest de Doris Lessing.

Y siguiendo con el tema del inglés, no me podía olvidar del reto de leer 20 libros en inglés este año, así que éstos son los que he seleccionado para avanzar en él, aparte de los ya nombrados en el párrafo anterior: Persuasion de Jane Austen, porque es la única de sus novelas acabadas que me queda por leer (¡y la más corta!); Middlemarch de George Eliot, que he ido dejando siempre para otro momento a pesar de las ganas que le tengo; Moby Dick de Herman Melville, al cual no sé si sobreviviré; El retrato de Dorian Gray de Oscar Wilde, porque no podía faltar; Giovanni's Room de James Baldwin, un regalo de Navidad que me hizo muchísima ilusión y que llevo meses queriendo leer.


¿Y vosotros qué tenéis en mente leer este verano? ¿Habéis leído alguno de los libros que he mencionado? ¿Me hacéis alguna recomendación?