31 dic. 2014

Resumen de 2014


Se acaba el año y yo aún apuro sus últimas horas para hacer un pequeño repaso de las lecturas de este 2014. A principio de año me propuse leer 50 libros y, sin llegar a obsesionarme con ello o tomármelo muy en serio, ¡he llegado a los 52 libros! De todos modos seré honesta: hay un par de historias bastante cortas en la lista así que las cuento como un único libro. La verdad es que a principios de año no pensaba que fuera a lograr mi propósito y, sin embargo, he llegado poco a poco. No es que los números me importen especialmente, para mí lo primero es disfrutar de la lectura, esto de los 50 libros es solo un pequeño reto para no dejar de leer. ¡El año que viene más!

Por otro lado, también me propuse otros dos retos: leer 10 libros en inglés y leer 10 libros que tenía pendientes. El primero he conseguido superarlo ¡y hasta me he pasado! He conseguido leer 15 libros en la lengua de Shakespeare (y dos eran de él, todo sea dicho). ¡Gracias Isi por crear este reto! En cuanto al segundo propósito, he leído 5 libros de los 10 y estoy a medias del sexto. Aunque me habría gustado cumplir mi objetivo, la verdad es que no me puedo quejar con haber leído la mitad, ya que eran libros que tenía pendientes desde hace mucho.

No puedo escribir sobre cómo ha ido el año sin nombrar los libros que han pasado a formar parte de mi lista de favoritos. En 2014 los mejores libros que he leído, los que se han ganado un 5/5 vienen con nombres propios: Lolita de Vladimir Nabokov y Calígula de Albert Camus. ¡Os los recomiendo con creces!

Por último, querría daros las gracias a todos los que visitáis el blog. Hacéis esta experiencia mucho más divertida y siempre me llevo una alegría cuando veo vuestros comentarios. ¡Espero que terminéis el año estupendamente y que empecéis el 2015 todavía mejor! ¡Feliz año a todos!

A continuación os dejo un listado de todas las reseñas de los libros leídos en 2014 (de la última tanda voy algo atrasada, ya me pondré al día a lo largo de enero y febrero).

Reseñas:


 Reseñas:

Reseñas:

22 dic. 2014

Reseña: "1Q84 (Libro 3)" de Haruki Murakami


Han tenido que pasar dos años para que al fin me haya decidido a terminar esta trilogía que empecé con tantas ganas en su día. Los dos primeros libros me habían gustado mucho pero, por alguna extraña razón, siempre posponía la lectura del último tomo. Finalmente, me propuse que de este año no pasaba que lo leyera de una vez por todas. Al final me he decidido casi rozando el fin del año... pero más vale tarde que en 2015, ¿no? Si tenéis curiosidad por saber mi opinión de las previas partes aquí tenéis su reseña.

No quiero dar demasiadas pistas sobre lo que ocurre en este tomo porque supondría estropear los libros previos, así que me limitaré a hacer un resumen de la trama principal: en las dos primeras partes seguimos las voces de Aomame y Tengo. Aomame es una instructora de gimnasio que, de un día para otro, comienza a percibir cambios en su entorno. Pronto se da cuenta de que ha pasado de estar en el mundo del año 1984 al de 1Q84. Además, por si esto fuera poco, Aomame no es una mujer cualquiera sino que es una asesina especializada que mata a maltratadores por encargo. Tengo, por otro lado, también termina metido en el mundo de 1Q84. Él da clases de matemáticas pero en realidad quiere ser escritor. De hecho, le mandan reescribir La crisálida de aire, una extraña obra cuya autora es una muchacha bastante misteriosa. La novela se convierte pronto en un bestseller, lo cual conlleva una serie de consecuencias. Una secta religiosa que hasta el momento había tenido una existencia más o menos tranquila entra a formar parte de la trama para darle un giro a toda la historia. En el tercer libro se suma a las voces de Tengo y Aomame la de Ushikawa, un detective que los investiga.

La historia, como ya dije en su día, me gustó mucho. Ha sido maravilloso sumergirme en un mundo tan parecido al nuestro y a la vez tan distinto. Esta ha sido mi primera historia de Murakami y me ha hechizado con su realismo mágico. El japonés teje una trama de la que no se comprende casi nada pero que hace que quieras saber más y más. Un misterio constante envuelve a los personajes, incluso cuando ellos no son conscientes. Sin embargo, en el tercer libro me ha dado la impresión de que Murakami daba vueltas y más vueltas a lo mismo. Si en los dos volúmenes anteriores seguía leyendo porque no sabía qué me iba a esperar a la vuelta de la esquina, en este leía porque sabía que se acababa la trilogía y quería llegar al final. No sentía esa emoción que tuve hace dos años. De las 400 páginas de mi edición, la mitad podrían haber sido eliminadas y no habría pasado nada. Quizá todo podría haber quedado resuelto en dos libros un poco más largos en vez de tres.

Los personajes, eso sí, siguen siendo tan redondos como los recordaba. Da gusto leer sobre personajes tan bien definidos, tan bien caracterizados. Hay algo en ellos que los hace especiales, sobre todo a Aomame y Tengo. Sufría y me emocionaba a la vez que ellos, no lo podía evitar. Normalmente suele haber algo que me distancia de los protagonistas de las novelas, pero en el caso de 1Q84 éstos están tan bien perfilados que parecían reales. Me han encantado. Al único que no le veía demasiado razón de ser era a Ushikawa. Supongo que porque no comprendía qué aportaba su parte a toda la historia, me daba la impresión de que sobraba, de que estaba metido a presión en la novela.

En cuanto a la forma de escribir de Murakami, ésta es maravillosa. Aunque a veces sus descripciones tan detalladas me aburrían o me parecían excesivas, no cabe duda de que sabe cómo contar una historia y cómo mantener el interés del lector sin perder lirismo en sus palabras. Mis partes favoritas eran las reflexiones sobre la soledad de los personajes o sobre sus sentimientos en general. Las ha escrito de una manera tan delicada, tan clara, tan mágica, que hasta me entraban ganas de ponerme a escribir yo misma e intentar imitarlo. Y no es la primera vez que me pasa con él: hace dos años, leyendo los dos primeros volúmenes de 1Q84 recuerdo que también tenía esa necesidad de ponerme a escribir porque Murakami era una maravillosa inspiración. Ahora sé que el próximo libro que lea suyo no se va a hacer tanto de rogar.

Resumiendo: esta tercera parte de 1Q84 no me ha parecido del todo necesaria para la saga. Me ha
dado la impresión de que todo lo que ocurre aquí podría haberse añadido a los dos primeros libros y la historia habría quedado perfectamente. Sin embargo, con personajes como Tengo y Aomame, no importa tanto que haya párrafos de más y mucho menos si estos están escrito por una pluma tan maravillosa como la de Haruki Murakami.


19 dic. 2014

Friday Reads #7: Qué voy a leer en lo que queda de año



2014 está llegando a su fin y se me ha ocurrido convertir este #fridayreads en algo más especial. En vez de deciros qué pienso leer durante el fin de semana, os voy a comentar cuáles son mis planes lectores para las vacaciones hasta el día 1 de enero.

Este fin de semana quiero acabar Tan fuerte, tan cerca de Jonathan Safran Foer. En la entrada de la semana pasada ya comenté que iba a leerlo junto a María Fernanda de Entre libros y tazas de té. Llevo leídas alrededor de 100 páginas y la verdad es que, tal y como lo recordaba, el libro se lee solo. Esta segunda lectura no me está gustando tanto como la primera, la verdad, pero aún así me está resultando muy agradable volver a una historia en la que ya había estado hace unos años.

Con respecto a las póximas semanas, quiero seguir leyendo capítulos sueltos de 50 cosas que hay que saber sobre literatura de John Shuterland. No sé si os habréis fijado, pero este libro lleva meses en mi estantería de currently reading de Good Reads... es porque no lo leo de manera seguida sino de vez en cuando. Me está resultando muy curioso y, aunque a veces desearía que no estuviera tan sumamente centrado en el mundo sajón, lo estoy disfrutando bastante. Por otro lado, en cuanto termine Tan fuerte, tan cerca quiero empezar con el último volumen de la trilogía del Mundo de Tinta de Cornela Funke: Muerte de tinta. Hace años que leí la segunda parte y va siendo hora de acabar ya esta historia que tanto me ha gustado. No suelo leer libros juveniles porque no conecto con las historias normalmente, pero esta ha sido una excepción. Además, esta en esa dischosa lista que me hice de libros que quería leer este año y la cual he ignorado sobremanera.

¿Qué vais a leer vosotros desde hoy hasta que acabe el año?

16 dic. 2014

Reseña: "Doña Bárbara" de Rómulo Gallegos


Doña Bárbara narra la historia de una rica terrateniente que ha acumulado grandes tierras y manadas extensas de ganados usando a los hombres para su provecho personal y sobornando a los funcionarios locales. Es la obra de mayor éxito de Rómulo Gallegos, en ella dramatiza el conflicto entre civilización y barbarie que a su parecer definía el ser de Venezuela y su realidad.
Este año me he apuntado a un curso de Lectura y Escritura. Como primera lectura nos recomendaron leer Doña Bárbara de Rómulo Gallegos. Jamás había oído hablar de la novela, aunque a lo mejor a alguien le suena de haber visto alguna de las telenovelas basadas en esta historia... ¡y es que es muy famoso el libro en Venezuela! La cuestión es que empecé leyéndolo con muchas ganas y al final lo terminé a trancas y barrancas.

Al principio me costó meterme en la historia. El sitio sobre el que habla no se parece en nada a lo que yo estoy acostumbrada. Esto no es algo malo, todo lo contrario, y por eso mi ilusión inicial permaneció intacta durante las primeras páginas. El vocabulario me costaba un poco al principio, pero menos mal que el kindle tiene diccionario integrado y no tenía que detenerme mucho buscando palabras. La cuestión es que, si bien no me estaba resultando fácil hacerme con Doña Bárbara, al menos me estaba gustando, o deseaba que me gustara. Estaba disfrutando de la historia, la verdad, pero entonces, hacia casi la mitad del libro, la historia comenzó a tomar unos derroteros que no me gustaron nada. No soy muy amante de los culebrones ni de las telenovelas, y debería haberme imaginado que esto iba a pasar por mis investigaciones previas... Comencé a aburrirme cada vez más de la historia, hasta el punto de que me saltaba párrafos con el fin de llegar al final del libro. La historia dejó de importarme y lo único que hacía que siguiera leyendo era que me habían mandado la novela para el curso.

Los personajes, que en un principio prometían, se me hicieron bastante aburridos. Santos Luzardo, el protagonista, me resultaba soporífero e insulso. No me llamaba nada la atención. Doña Bárbara me dio la impresión de que era la típica femme fatale con un pasado muy duro que justificaba que se comportara tan malamente en la actualidad. Y Marisela, la hija de Doña Bárbara, no había por dónde cogerla. Una niña criada en el bosque por un padre borracho se vuelve refinada porque le colocan un vestido bonito y la duchan. Sin lugar a dudas, los personajes fueron mi principal problema con la novela. El triángulo amoroso fue la gota que colmó el vaso. Quizá habría podido pasar por alto el hecho de que no me gustaran nada los protagonistas... pero el drama romántico hizo que terminara de desesperarme. No sé si lo he dicho alguna vez, pero no soy muy aficionada a las historias de amor y aquellas que además suponen dilemas de este tipo suelen no gustarme por lo general. Mi aburrimiento aumentó. A partir de quí tuve que obligarme a leer todos los días hasta terminar la historia. Obligarme, sí. Ya no disfrutaba de la lectura.

La única razón por la que no le doy un 1/5 a Doña Bárbara es porque he de reconocer que Rómulo Gallegos sabía escribir muy bien. El vocabulario que usaba era muy rico y la historia estaba bien organizada. Esto quiere decir que, de tener que leer otra obra del autor, lo haría encantada. Mi problema con este libro no estuvo nunca en la pluma del escritor, quizá esto fue lo único que hizo que pudiera llegar al final (si no, lo habría dejado a pesar de ser una lectura para el curso este). Mi problema estuvo en la historia y los personajes. Me aburría como una ostra y, lo peor de todo, me daba igual lo que pasara.

En definitva, Doña Bárbara no ha sido un libro para mí. Rómulo Gallegos escribía muy bien pero no consiguió venderme la historia. Si os llama la atención y os gustan este tipo de historia, os animo a leerlo, tampoco quiero haceros creer que es terrible. Es solo que no conecté para nada con la novela... cosas que pasan.


12 dic. 2014

Friday Reads #6: 12 al 14 de diciembre

Hace tiempo que no escribo ninguna entrada sobre lo que tengo pensado leer durante el fin de semana, así que ya iba siendo hora.

En los próximos días tengo planeado terminar el tercer libro de 1Q84 de Haruki Murakami. Formaba parte de los libros que quería leer antes de que acabara el año y, aunque no voy a lograr mi propósito ya, me apetecía mucho acabar esta trilogía. Me quedan unas 150 páginas y me está gustando, pero no tanto como los dos volúmenes que lo preceden... aún así tengo ganas de ver cómo acaba la historia.

Además, he de terminar el libro antes del lunes porque ese día empiezo a leer Tan Fuerte, Tan Cerca de Jonathan Safran Foer junto a María Fernanda del blog Entre libros y tazas de té. ¡No os podéis imaginar lo que llevo pensando en releer este libro y al fin ha llegado el momento! ¡Y encima en compañía!

¿Qué vais a leer vosotros durante los próximos días?

9 dic. 2014

Reseña: "Calígula" de Albert Camus


Mi primer contacto con Albert Camus fue hace dos años, con El extranjero. Sin embargo, no fue hasta este año, en junio, que retomé al autor leyendo La peste. Cuando terminé este último título pensé que, viniendo a ser lo normal en mí, no volvería a retomar la lectura de Camus hasta dentro de un año como mínimo. No obstante, para mi sorpresa, desde el verano se ha apoderado de mí cierto sentido de la resposabilidad y me ha salido la vena de la constancia en cuanto a la lectura: si empiezo un autor, quiero leerme su obra de manera lo más seguida posible. Por eso, unos meses después he leído Calígula, una obra de teatro que pertenece a su ciclo del absurdo (al que también pertenecen El extranjero, El mito de Sísifo y El malentendido).

La historia de Calígula mezcla hechos documentados de la vida del emperador romano con la propia filosofía de Camus sobre lo absurdo. Calígula se da cuenta, tras la muerte de su querida hermana, que los seres humanos tenemos fecha de caducidad. Ante esta epifanía, decide llevar hasta el extremo la lógica, dando lugar a muchas situaciones que carecen de sentido alguno. Su objetivo al hacer esto es poder escapar, de algún modo, a la futilidad del hombre. Sin embargo, en su empeño terminará llevándose por delante a todos los que lo apoyan de algún modo, quedando sumido en una gran soledad.

Calígula ha sido una historia que ha conseguido interesarme tanto que apenas podía dejar de leerlo. Las únicas pausas que llegué a realizar a lo largo de la lectura fueron debidas al uso de transporte público (nadie quiere pasarse de parada cuando va en tren). Hacía mucho tiempo que no señalaba tantos pasajes en un libro, cada línea tenía un significado especial que Camus le había dado de manera consciente. Tenía que leer con especial atención para no perder ningún detalle de los diálogos. Sin embargo, mi escaso conocimiento sobre el movimiento filosófico del existencialismo hicieron que mi entendimiento de la obra fuera algo limitado. Una vez llegué a la última páginas tuve la impresión de que algo se me escapaba entre las distintas escenas, que había algun matiz que no había sido capaz de apreciar. No lo digo como algo negativo, todo lo contrario. Esta obra ha supuesto el empujón que me faltaba para querer aprender más sobre el existencialimo y ampliar mis conocimientos de filosofía (que, admitamoslo, son bastante reducidos).

Me ha parecido muy intersante contrastar esta obra con La peste, sobre todo a sus protagonistas. La evolución de pensamiento de Albert Camus está patente en estas dos historias, que se llevan 3 años. La forma de afrontar el absurdo del Doctor Rieux (protagonista de La peste) es mil veces más optimista que la de Calígula. Este último adopta una posición bastante negativa y pesimista  que supondrá su perdición final. Creo que el poder comparar distintas obras del autor hace que la lectura sea mucho más rica (por eso no descarto visitar de nuevo El extranjero en un futuro no muy lejano). Pero centrándonos en esta obra de teatro, me ha sorprendido gratamente cómo Camus consigue mezclar sus propias ideas con el personaje histórico. Se convierten en un único ente y no se nota dónde acaban las unas y empieza el otro. Además, el estilo escueto del escritor argelino va gustándome cada vez más. Tiene una fuerza extraordinaria sin necesidad de recurrir a párrafos interminables llenos de reflexiones sobre el bien y el mal. Camus escribe lo justo para mandar el mensaje que quiere y no le hacen falta adornos.

En definitiva, Calígula ha sido una lectura magnífica y, junto a Lolita, ha sido una de las lecturas de este año que se merecen la puntuación más alta. No solo ha conseguido fascinarme más allá de lo que yo podía imaginar, sino que me ha hecho querer seguir leyendo su obra y aprender más sobre la corriente filosófica a la que él ayudó a dar forma. Que no os extrañe si dentro de unos meses volvéis a ver a Camus por aquí.


7 dic. 2014

Resumen Semanal #2

Imagen: andeefdu
¡Ya está aquí un nuevo fin de semana y yo me dispongo a dejaros constancia de algunas cosas que me gustaron bastante durante las dos últimas semanas!

  • Para empezar: esta entrada que publicó María Fernanda en su blog Entre libros y tazas de té sobre los retos de lectura y cómo pueden afectar nuestra forma de leer de manera negativa a veces. Os recomiendo, ya que estoy, el blog en sí, porque es precioso y su contenido es una maravilla. Es uno de mis favoritos (:
  • Me pareció también muy interesante otra entrada que encontré en el blog Historias Iluminadas sobre las puntuaciones que se les dan a los libros y cómo, a veces, se puntúa sin ser demasiado crítico. Me parece que esto levantó algunas ampollas en BookTube (la parte de Youtube dedicada a los libros) hace unos meses... pero eso es otra historia. Con respecto a este caso, me parece que su autora trató muy bien el tema.
  • Hablando de Booktube, Claire, del canal Reading Bukowski (uno de mis favoritos de toda la vida) hizo un video reflexionando sobre los libros de segunda mano y cómo estos han pertenecido a otra persona y recogen más de ella de lo que puede parecer en un primer momento. Está en inglés, eso sí, pero Claire tiene un acento muy bonito y habla de una manera que se la entiende bastante bien.
  • Ya que nos hemos ido de viaje por la red, querría recomendaros un tumblr que me encanta en el que su autora publica unas fotos preciosas de sus libros. Sus lecturas, además, son muy interesantes y suele enseñar imágenes de sus estanterías (las cuales me dan mucha envidia).
  • Hoy he leído una entrada que Marie, de A book a Day Keeps the Doctor Away ha creado sobre Alicante. En ella hace un inventario sobre algunas de sus cafeterías preferidas en la ciudad y sobre librerías que se encuentran en ellas y que no forman parte de ninguna cadena. Creo que es una buenísima idea y, si algún día os dejáis caer por allí, esto es puede servir mucho.
  • Para acabar, aquí os dejo una recopilación de gifs que pueden resultar muy útiles para los lectores. La creadora de esta selección ha sido Abbey Walcott de Tocado y Leido. ¡Disfrutadlo!

¿Qué os ha parecido el resumen de esta semana? ¿Algo os llama la atención?

5 dic. 2014

WRAP UP: Noviembre 2014



Cuando estaba anotando los libros que había leído este mes de noviembre me quedé bastante asombrada: ¡8 libros! El doble de lo que suelo leer normalmente. Lo más curioso de todo es que 7 de esos libros los leí en la primera quincena del mes, ya que en la segunda mitad de noviembre no sé qué me pasó que, aunque estaba leyendo un libro que me estaba gustando mucho, mi ritmo disminuyó con creces. Sería la resaca de los quince días previos. En cuanto a las reseñas, prometo que a lo largo de este mes intentaré ponerme al día. Hasta entonces, os dejo estos breves comentarios:

  • Doña Bárbara de Rómulo Gallegos [2/5]. Me lo mandaron leer en un curso que estoy haciendo de literatura y la verdad es que me dejó bastante fría. Es verdad que está muy bien escrito pero llegó un punto en el que la historia perdió todo el interés para mí y emepecé a aburrirme como una ostra.
  • Sobre la lectura de Marcel Proust [3/5]. En realidad no es un libro, sino más bienun artículo que el escritor francés publicó en una revista. En él, reflexiona sobre el papel de la lectura en su vida. Es bastante curioso y apenas llega a las 70 páginas si mal no recuerdo. El estilo de Proust me resultó algo denso... pero ya me lo esperaba.
  • Narrative of the Life of Frederick Douglass, an Americal Slave de Frederick Douglass [3/5]. En la universidad nos mandaron leer unos capítulos de este libro, una biografía de los años de esclavo de Frederick Douglass, el cual terminó convirtiendose en un conocido activista a favor de la abolición de la esclavitud en Estados Unidos. Me saqué el libro de la biblioteca para saber cómo acababa la historia y me gustó bastante. Un relato escalofriante, que os recomiendo leer.
  • Volpone de Ben Jonson [3/5]. De nuevo la universidad decide lo que leo. Esta obra de teatro era una de las lecturas obligatorias de una asignatura que tengo sobre literatura inglesa del Renacimiento. Es una comedia sobre Volpone, un hombre rico que solo desea enriquecerse más aunque sea a espensas de los buitres que le rodean. Me gustó, aunque las comedias no son lo mío, la verdad.
  • Poema de mío Cid [3/5]. Ya iba siendo hora de que leyera el poema épico por escelencia de España. Estaba aburrida de verlo nombrado por todas partes y solo haber leído resúmenes sobre su trama. Me gustó bastante, aunque las partes en las que se inflan a matar gente me resultaron algo aburridas. Leí una versión adaptada al castellano actual, eso sí.
  • Dr. Jekyll y Mr. Hyde de R. L. Stevenson [4/5]. Una historia victoriana clásica que no había leído aún. Sabía de qué iba a malas penas pero no esperaba encontrarme un relato tan bien escrito y lleno de tanto misterio. No fue hasta el final que pude respirar tranquila porque todo se había resuelto. ¡Os lo recomiendo!
  • The Changeling de Thomas Middleton y William Rowley [4/5]. Otra lectura obligatoria. No esperaba que me gustara tanto esta obra de teatro, pero hay algo en las tragedias de venganza que siempre me roba el corazón. Lo disfruté de principio a fin y no tuve que pelearme con el lenguaje tanto como con Shakespeare. Tanto me gustó que ahora mismo estoy leyendo otra obra de teatro de Middleton.
  • La broma de Milan Kundera [4/5]. El misterio que no consigo explicar: me estaba gustando mucho el libro y, sin embargo, me costó terminarlo porque no conseguía ponerme a leer más de 10 páginas cada dos días. Esta es la primera novela de Milan Kundera y se nota. La historia me gustó más que la de los otros dos libros que he leído del autor (La insoportable levedad del ser y La identidad) pero se nota un estilo más pulido en sus obras posteriores. Como podéis comprobar, me he propueste leer todo lo que este hombre ha escrito.

Y hasta aquí llegan mis lecturas de noviembre. No sé si en diciembre leeré tanto, pero haré un último esfuerzo para cumplir mi meta de leer 50 libros este año. 
¿Qué habéis leído vosotros este mes? ¿Cómo van vuestros propósitos para 2014?